8 recomendaciones para crear contenidos efectivos

Contenido de calidad

De acuerdo con un estudio realizado por la Consultora norteamericana Forrest Research, casi el 80% de los usuarios de Internet lo que más valoran cuando visitan una web es el interés del contenido, seguido por la facilidad de uso y la frecuente actualización.

A continuación te mencionamos 8 claves para elaborar contenido convincente que atraiga clientes.

1. Contenido de interés pensado en el cliente

Los clientes quieres saber que es lo que podemos hacer por ellos más que las características de la empresa y el producto que ofrecemos, hay que destacar los beneficios para el cliente con un lenguaje simple y directo y con un tono coloquial que enganche y motive a la gente.

2. Crear contenidos autoexplicativos

La web es un producto de autoservicio y por lo tanto se deben generar contenidos autoexplicativos y estructurados con una secuencia lógica. Al acceder a la web, el usuario debe poder contestar de forma inmediata a las siguientes preguntas:

  • ¿De qué es esta web?
  • ¿Qué ofrece/vende?
  • ¿Qué la diferencia de otras que ofrecen lo mismo?
  • ¿Por qué debo comprar/contratar?

​3. Diferenciar la oferta

Lo más eficaz en Internet es ofrecer un diferenciador, hay una gran competencia y resulta un gran reto hacernos notar en la red con ofertas estándar. El usuario se pregunta: ¿Por qué comprar en esta web y no en la de los competidores? Por lo que debemos ofrecer respuesta rápidamente con una ventaja competitiva única, diferente y de mayor valor a lo que ofrece la competencia. En este punto el nombre de nuestro dominio en Internet juega un papel muy importante pues debe contener lo que los usuarios buscan, por ejemplo; vuelosbaratos.com, mueblespersonalizados.mx, etc.

4. Contenidos fáciles de escanear

Un 80% de los usuarios no leen la información de la web: la escanean... Van saltando la vista en busca de algo atractivo cómo, títulos, imágenes, enlaces, etc. por eso recomendamos simplificar y concentrar en pocas palabra lo que queremos transmitir.

Para atraer la atención del visitante es recomendable:

  • Utilizar listados con viñetas para resumir los puntos importantes.
  • Evitar un lenguaje corporativo.
  • Destacar lo más importante en títulos y subtítulos, con negrita y tamaño de letra mayor, sin abusar.
  • Una única idea por párrafo empezando siempre por lo importante.
  • No más de 15/20 palabras por línea y no más de 5 líneas por párrafo.

5. Textos sencillos y concretos

Cuantas menos palabras se utilicen para transmitir un mensaje mejor, destaca la idea principal en las primeras frases, en títulos y subtiítulos, así mantendrás la atención del usuario. Recomendamos ser directo, ir al grano sin textos farragosos que exijan el más mínimo esfuerzo de comprensión, sin dejar de ser persuasivo el contenido debe ser objetivo.

6. Utiliza palabras claves y enlaces internos

Lo más eficaz a efectos de posicionamiento en buscadores es una inserción de palabras clave de entre el 2% y el 5% del total del texto pues se trata de las armas con las que competimos en la red. Los contenidos no sólo deben «seducir» a los usuarios, también a los buscadores, sobre todo Google y Yahoo.

Los buscadores, también valoran la utilización de enlaces internos, es la forma más fácil de conducir al usuario por nuestro sitio en busca de lo que necesita, lo ideal es que a los enlaces internos se les nombre con palabras clave, que se muestren claramente como enlaces y mejor todavía si tienen un significado que coincide con algún beneficio que el usuario obtendrá si cliquea en el mismo.

7. Combinar funcionalidades, textos y multimedia

Estas herramientas son tus mejores aliadas para vencer a la gran barrera digital entre tu producto y tu cliente, pues como los productos no se pueden tocar debes hacer lo posible por que el usuario tenga una idea lo más aproximada y real de lo que se ofreces.

  • Las imágenes y, sobre todo, los vídeos, permiten hacer demostraciones de producto o transmitir información de una forma mucho más cercana.
  • Las funcionalidades son aplicaciones tales como buscadores de productos, zoom para imágenes, aplicaciones de Google Maps, botones para «añadir a favoritos», «compartir en medios sociales», «enviar a un amigo», comparadores de productos, etc.

8. Tu web en varios idiomas

La traducción tiene que ser impecable, realizada por traductores profesionales nativos del idioma o idiomas a los que se vayan a traducir los textos y que conozcan la terminología propia del sector o actividad de la empresa. Las webs que están visibles en varios idiomas deben verse por defecto en un idioma de­terminado, a ser posible el del usuario. Hay que evitar ese primer pantallazo en el cual el usuario debe elegir el idioma antes de entrar en la página de inicio.