E-mail corporativo seguro

Los ciberdelincuentes siempre están a la última en lo que se refiere a ataque en línea.

Unas de las más populares son:

Spam: También llamados “correo no deseado”, estos suelen ser publicidades de toda clase de productos y servicios.

Phishing: Es utilizado para estafar y obtener información confidencial (contraseña, información detallada sobre tarjetas de crédito, información bancaria de la víctima, etc).

Spoofing: Se refiere a la suplantación de identidad, lo cual podemos traducirlo como “hacerse pasar por otro”.

“Un email corporativo seguro depende de un servicio de correo electrónico”.

Asegúrate de tener implementado en el servidor los siguientes sistemas de seguridad:

El sistema DKIM: Es un mecanismo para que un mail pueda ser validado por un destinatario comprobando de forma correcta que el origen del mismo es realmente el que aparece en las cabeceras del email.

Filtros de spam: Ideal para sus cuentas de correo electrónico.

SPF: Es una protección contra la falsificación de direcciones en el envío de correo electrónico. Este ayuda a disminuir abusos como el spam y otros males del correo electrónico. Recuerda: los administradores deben mantener actualizado constantemente el servidor web y atender los casos específicos que se requieran.

Recuerda: los administradores deben mantener actualizado constantemente el servidor web y atender los casos específicos que se requieran.