Ventajas de una landing page

Una landing page, también conocida como página de destino, tiene como principal objetivo generar una acción, ya sea incitar al visitante a suscribirse o impulsarlo a dejar sus datos para acceder a contenido específico, lo cual, suele ser el preámbulo antes de que este adquiera el producto o servicio que lo trajo hasta ahí. Esto en sí ya es una ventaja, sin embargo, hay muchas más:

  • Aumenta las probabilidades de que el visitante deje su información, convirtiéndose en un consumidor potencial.
  • Mantenerla bien posicionada asegura la visita de personas realmente interesadas en adquirir sus ofertas.
  • Al ser sitios web concisos, eliminan las distracciones para que el visitante se concentre únicamente en el producto o servicio que lo atrajo.
  • Al recopilar datos de forma voluntaria, los contactos subsecuentes no resultan invasivos para el posible cliente y aumentan las posibilidades de cerrar un trato.
  • Se pueden crear varias landing page dirigidas a públicos específicos.
  • Permite medir con mayor precisión la efectividad de los anuncios para mejorar o potenciar la estrategia implementada.
  • Con la página de agradecimientos, se afianza la sensación de cercanía y confianza entre el proveedor y el comprador.

Cabe señalar que existen dos tipos de landing page habituales: las de generación de leads permiten engrosar la lista de contactos de una empresa; en tanto las de venta directa agilizan el proceso de comercialización, de modo que el usuario deberá tomar en cuenta qué meta quiere alcanzar antes de implementar este tipo de páginas pues, de otro modo, los resultados no serán los que espera.